Tendencias en ciberseguridad en 2021

En un entorno en el que la digitalización es una revolución constante, empresas de todos los tamaños y sectores, usuarios e incluso gobiernos dependen de sus sistemas informáticos para gestionar su día a día.

La ciberseguridad se ha convertido en el objetivo principal para protegernos del gran aumento en ciberataques cada vez más complejos y difíciles de evitar, como el phishing y otras muchas técnicas que comentamos en artículos anteriores. 

No es solo el cambio continuo en la informática lo que requiere una actualización de la ciberseguridad, sino también el cambio de prácticas y costumbres digitales de usuarios y empresas. Como pueda ser el teletrabajo, la digitalización masiva de muchas gestiones y procesos a causa de la pandemia y el impacto del COVID-19.

Para ganarle la partida a las amenazas informáticas y digitales, presentamos las últimas tendencias en ciberseguridad:

Inteligencia Artificial.

La integración de la Inteligencia Artificial y su capacidad de autoaprendizaje ha provocado grandes avances en ciberseguridad.  Es también una tecnología imprescindible en la creación de sistemas de seguridad automatizados, procesamiento de lenguaje natural, detección automática de amenazas e incluso detección y lectura de rostros.

La inteligencia artificial será capaz de analizar y detectar posibles amenazas con una autonomía y automatización mucho mayores que cualquier especialista. 

Aunque también se ha utilizado en la mejora de amenazas inteligentes capaces de eludir protocolos de seguridad, la Inteligencia Artificial es una de las herramientas más potentes para desarrollar sistemas y protocolos de seguridad en el futuro.

Tecnología Blockchain.

Si bien la tecnología blockchain, o cadena de bloques ha estado presente desde hace unos años en relación a las criptomonedas, su aplicación en ciberseguridad supone una tendencia con numerosas ventajas.

Con una tecnología muy prometedora que permite la creación de una serie de “bloques” encargados de almacenar información en diferentes lugares, en tiempo real y de forma cifrada. Esto permite proteger la información con criptografía asimétrica en bloques.

Al tratarse de una red que funciona de forma descentralizada, es mucho más resistente a amenazas y ciberataques, gracias a su capacidad para recuperar la información si un nodo cae.

Ciberseguridad en la nube.

La nube ha aumentado considerablemente su importancia como sistema de almacenamiento y procesamiento de la información, por lo tanto, más debe aumentar la ciberseguridad aplicada y específica a ésta. Con el incremento de empresas trabajando en la nube, no solo por sus múltiples ventajas sino el propio trabajo en remoto. Veremos también una evolución de la ciberseguridad para la protección de datos, transferencia y almacenamiento de los mismos.

La creación de sistemas de seguridad multicapa, con mayor complejidad será necesaria para proteger los datos almacenados de cualquier tipo de ataque o amenaza externa, así como posibles pérdidas por accidentes o errores internos en las organizaciones.

Seguridad y dispositivos IoT.

Cuando hablamos del IoT o “Internet of Things”, hablamos de un nuevo nivel de interconectividad. Con esta ampliación de las conexiones digitales a nuestro alrededor, al mismo tiempo que ganamos funcionalidades, también perdemos seguridad. Al conectar entre ellos multitud de dispositivos, abrimos la puerta a nuevas vulnerabilidades que la ciberseguridad tiene que conseguir cubrir por completo.

En 2021 ganamos en velocidad y amplitud de conexiones, generando un mayor procesamiento de datos, creando una fuerte tendencia en ciberseguridad aplicada a todo ello.

Métodos de autenticación avanzados.

Dado la digitalización de muchos de los procesos de trabajo a causa, entre otros factores, del aumento del teletrabajo y operaciones en remoto, surge la necesidad imperativa de evolucionar los métodos de autenticación. Gestionar los accesos de forma segura con autenticaciones en dos pasos o multifactor. Este es el sistema con el que se controla el acceso a usuarios con dos o más sistemas de verificación.

Además, observamos una tendencia en auge al endurecimiento de las políticas en empresas y entidades, convirtiendo las nuevas tecnologías de autenticación, como la biometría del comportamiento en opciones de seguridad avanzada.

 

Podemos concluir que en 2021 la ciberseguridad seguirá un camino evolutivo desde la irrupción de la digitalización de muchos puestos de trabajo en 2020 y las grandes consecuencias de ello.  La ciberseguridad tiene la obligación de ponerse siempre un paso por delante en estrategia y prestaciones tecnológicas a las amenazas digitales. Protegiendo tanto información como dispositivos de usuarios y empresas por igual.

  Queremos ser tu socio Tecnológico

¿Te preocupa la ciberseguridad en tu empresa? En Punt Sistemes contamos con la experiencia y el equipo de técnicos especializados necesario para garantizar la seguridad de todos tus equipos y sistemas informáticos

 

Mar, 03, 2021

  Blog

0

SHARE THIS